VISITAOLIVENZA.ES

Lo que tienes que ver en Olivenza para no perdete nada

Mobirise

Olivenza

un tesoro escondido
Olivenza y Sierra de Alor
Increible vista de Olivenza. Foto: Arturo López Gallego

Olivenza, mitad española, mitad portuguesa, supone uno de esos lugares maravillosos que todavía hoy despiertan disputas sobre su pertenencia a uno y otro país.


A lo largo de la historia ha cambiado repetidamente de “manos”, hasta que, a principios del siglo XIX, pasó a ser propiedad del reino de España de forma definitiva. Debido a su situación fronteriza, el rey español Felipe IV mandó edificar sus famosos “baluartes”, lo que otorga a la villa su carácter defensivo. Las murallas, sus bellas puertas y el alcázar completan el dibujo de una población preparada para la guerra.


El patrimonio, por tanto, no solo es magnífico sino también original y totalmente repleto de curiosidades únicas en España, ya que el legado portugués es muy importante.


Tanto el Alcázar, con su soberbia torre del homenaje, donde actualmente se sitúa uno de los más importantes museos etnográficos de la península, las iglesias de la Magdalena y Santa María del Castillo así como la casa de la Misericordia (auténticos tesoros del manuelino), el palacio de los Duques de Cadaval (actual ayuntamiento), su famosa “técula mécula”, sus murallas, torreones y baluartes, hacen Olivenza un TESORO que el viajero debe descubrir.